Moody’s había sido la agencia de calificación de Estados Unidos que más había hablado en contra de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, pero hoy es otra importante, Fitch, la que no habla de cosas positivas para ese evento.
 
En concreto, se refiere a que una salida de Europa de Reino Unido, salpicaría a las calificaciones crediticias de otros países que tienen fuertes lazos comerciales con el resto. En estos momentos la nota está en AA+ con perspectiva estable.
 
De momento dice que si se votase a favor no es el mejor escenario posible y generaría incertidumbre que se contagiaría al resto del bloque porque podría disparar una cautela empresarial que es negativo para la inversión y la expansión, evidentemente.
 
La nota positiva es que dicen que de momento no tienen pensado hacer ningún movimiento de calificación negativa inmediata sobre los países que quedan dentro de la Unión Europea si Reino Unido se va, pero claro, según se vayan desarrollando los acontecimientos, lo más probable es que esas notas negativas aparezcan en el medio plazo si la economía mostrase problemas o algunos problemas políticos dentro de Europa acaban materializándose.
 
Evidentemente, los sistemas bancarios de algunos países que tengan fuerte relación con Reino Unido, podrían presentar inestabilidad, lo que tendría consecuencias a todos los niveles.