Primero, demos un vistazo a la situación del valor con respecto al sector asegurador de Europa. Si se fijan en el gráfico adjunto, la apuesta porque lo estaba haciendo mejor que el sector al que pertenece, ha salido especialmente bien fijándonos en que la fuerza comparada consiguió romper el canal bajista que venía amargándonos la vida desde hace bastantes meses. Sin embargo, en las últimas semanas este indicador se ha puesto en lateral, así que debemos estar pendientes de lo que pase, ya que una pérdida de los mínimos de la lateralidad puede dañarnos y sin embargo una rotura al alza puede aportarnos.
 
ss

 
Lo anterior debemos combinarlo con el movimiento que está desarrollando en el corto plazo desde los máximos de abril pasado. Si se fijan en el gráfico a días, verán que en los máximos del mes anterior alcanzamos la sobrecompra y hemos tenido una tranquila bajada hasta que hemos alcanzado el soporte de la zona de máximos del mes de marzo y ahora estamos intentando recuperarnos otra vez. El ambiente en el sector bancario con respecto a los tipos de interés nos es favorable, pero no debemos fiarnos mucho porque el significado de la media de 200 sesiones es muy grande y a lo mejor los inversores son algo reticentes a pensar que la situación ha cambiado con respecto al precio medio de las últimas 200 sesiones. Por tanto, debemos estar pendientes a los dos gráficos para saber si el apoyo es total, parcial o simplemente recogida de beneficios de la gestión activa.

mpafre