Vean el gráfico adjunto a semanas. Se ve cómo en los máximos de 2014 dejamos un hombre colgado perfecto y después, según tuvimos dos máximos decrecientes se montó una directriz que cada vez que era tocada dejaba envolventes bajistas o karakasas invertidas con repunte de volumen.

El desplome de 2014 dejó una muy clara muestra de interés comprador con repunte de volumen  y varios movimientos intermedios bien marcados. 

Este año los máximos nos dejaron una karakasa invertida con repunte de volumen en sobrecompra, así que fue demoledora.

Ahora estamos en un rebote desde la zona de los 3 euros y todavía queda semana, pero debemos vigilar el viernes si tenemos una karakasa invertida que nos pueda adelantar unos días de problemas:
 
mapfre