Si se fijan en el gráfico adjunto a semanas, veremos que hace tres semanas que tocamos la directriz bajista desde los máximos de noviembre del año pasado, dejando una envolvente bajista que nos ha durado dos semanas.
 
Pues bien, el retroceso se cortó la semana pasada al dejar una muestra de interés comprador en forma de karakasa con fuerte repunte de volumen en un momento en donde tanto el RSI como el acumulación distribución habían cambiado la dirección, dando por finalizado el retroceso desde los máximos de 2015.
 
De momento la muestra de interés comprador de la semana pasada está funcionando muy bien y debemos estar muy atentos porque estamos atacando de forma seria la directriz bajista antes comentada.
 
mapfre