Destaca positivamente el futuro del Ibex con +0,55% en un entorno negativo con el futuro del DAX -0,61% incluso con el súper sector bancario muy ligeramente negativo con -0,04%.

En el ambiente se aprecia una buena lucha porque todos los súper sectores importantes están en negativo con el de recursos básicos descendiendo -2,88% pues los metales preciosos siguen bajando sin parar, con el oro por debajo de los 1100 dólares y un crudo de referencia en EEUU que sigue apoyado los 50,00 $ y unas reservas semanales que han aumentado en vez de bajar, lo que hacen que el súper sector de petroleras también esté descendiendo -1,26%.
Quitado lo anterior, las protagonistas del día son las tecnológicas con el súper sector de tecnológicas descendiendo -1,58% en Europa arrastrado por esas decepcionantes previsiones de beneficio y ventas de Apple que en vez de apoyar a Wall Street está sustrayendo unos puntos considerables y se une su efecto negativo a los resultados tanto de IBM como los de United Technologies de ayer.
Hay otros valores, dentro del Dow Jones, que están intentando compensar la situación como por ejemplo los buenos resultados de Boeing, pero el peso es demasiado grande y además IBM tampoco ha presentado un rebote tras los resultados de ayer. En general, el SPDR de tecnológicas del SP 500 es el peso principal de toda esta situación porque está descendiendo -1,5%.

Ayer Europa también se llevó un susto porque el euro recuperó posiciones en casi todos los cruces porque los resultados empresariales estaban dando una idea de que a lo mejor no tendríamos ese apoyo a la economía y subida de tipos, pero hoy hemos visto los datos de ventas de viviendas de segunda mano que quedan mejor de lo esperado, así que en este momento el dólar vuelve a recuperar fuerza y el euro se debilita, lo que supone un cierto apoyo implícito a Europa, que está intentando alejarnos de los mínimos de la sesión.

La volatilidad ha aumentado ligeramente y es algo normal dentro de la temporada de resultados.