- Lufthansa es otro de los puntos negativos del índice alemán con un descenso del -7% tras haber presentado unos resultados que ha sentado bastante mal.

La mítica aerolínea alemana ha presentado unos resultados EBIT con unas pérdidas de -61 millones de euros en los tres primeros meses del año. En cifras generales netas las pérdidas han sido de 8 millones de euros bajando fortísimamente desde los 425 millones de beneficio que tuvo el mismo período del año anterior, pero tienen truco, ya que vendió antes de lo esperado sus acciones en JetBlue Airways que le reportó unos beneficios de 500 millones de euros.

Las ventas bajan cerca del -0,8% hasta alcanzar los 6900 millones de dólares pero la fuerte reducción de los costes en el segmento de pasajeros ha conseguido compensar las bajadas de precio por esa guerra con la competencia.

A pesar de todo, dicen que han comenzado el año de manera sólida a pesar de la presión sobre los precios. Lo que no está gustando a los operadores no sólo es la perspectiva de subida de precios del crudo, lo que aumenta los costes, sino que también ha recortado su crecimiento de la capacidad al 6% desde el 6,6% por debilidad en las reservas, así que se reserva el derecho de reducir más la capacidad. Recordemos que la referencia principal al descenso de la reservas son las consecuencias de los atentados de Bruselas.