En ocho días vamos a tener la intervención de todos los bancos centrales importantes, ya que tendrán protagonismo el BCE mañana y la semana que viene la Reserva Federal junto con el Banco de Japón. El Banco de Inglaterra ya hizo su papel en donde no movió los tipos de interés.
 
Para entretenernos dentro de esta larga espera, tenemos a los resultados empresariales ya que estamos en la parte fuerte de la temporada de resultados con numerosos nombres importantes.
 
Atrás dejamos la época de los bancos en Estados Unidos y nos hemos metido de lleno en el sector tecnológico. Precisamente son los verdaderos protagonistas de la sesión porque están subiendo fuertemente gracias a una combinación de resultados entre Microsoft y la alemana SAP. Dentro de sus dos resultados, lo que de verdad está resaltando es el nuevo paso adelante de las tecnologías de computación en la nube, ya que cada día gana más peso dentro de las cuentas y se ve claramente que la tendencia llegará a un momento en donde podrá compensar lo que pierde por ir pasando de la venta física de productos a servicios en la nube.
 
Con lo anterior, el sector tecnológico dentro del índice alemán sale reforzado, pero es que hace pocos minutos Volkswagen ha presentado resultados de la primera mitad del año ya han salido mejores de lo esperado, por lo que hemos tenido un subidón importante en el índice porque se ha visto muy apoyado el súper sector de automoción y recambios, así que la combinación de coches y tecnología siguen apoyando al índice alemán, que es el que mejor lo esta haciendo.
 
El punto negativo nos llega desde las mineras, ya que varias de ellas han actualizado cifras de producción y son muy pocos los minerales que se ven con aumento de la misma, incluyendo el oro y la plata, pues el cobre es el gran damnificado y es el único que se toma como referencia del desarrollo mundial. Además, algunas han advertido de pérdidas en los resultados por los movimientos en el mercado de divisas. En general, es uno de los pocos súper sectores que esta cayendo.