La vida de un barril de crudo se está tornando muy difícil en los últimos tiempos y parece que no va a tener nada fácil una nueva escalada hasta la resistencia de los 60,00 $ porque se le están amontonando los problemas tanto por parte de la demanda como de la producción.
Recordemos que conseguimos alejarnos de la zona de los 42,00 $ en marzo de este año cuando poco a poco se empezó a hablar de que la mejora económica aumentaría ligeramente la demanda y además desde Arabia Saudita se empezaba a dejar caer que la compra de determinados coches de alto consumo iría ayudando a reducir las reservas de crudo en Estados Unidos. Además, la mejora de la economía en la zona euro estuvo ayudando a que la moneda única tuviese una considerable mejora, relajando el precio del dólar, y ayudando indirectamente a los precios de las materias primas. Todo este conjunto hizo que el Banco Central Europeo hablase de la inflación más tiempo del esperado, lo que empezó ayudar a que se creara cierta idea de que el programa cuantitativo podría ser más corto de lo esperado, lo que fue a dar más cuerda a las correlaciones que se crearon pocos días antes.

Sin embargo, la crisis de Grecia estalló y todas las correlaciones se vieron dañadas, lo que hizo que se pusiese un peso realmente importante al precio de crudo en Estados Unidos para que no consiguiese superar el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la bajada desde los últimos máximos más relevantes.

La situación en general se ha ido deteriorando cuando hemos visto que China ha tenido semejantes problemas en su mercado bursátil, y entre los dos han hecho que se hayan reducido algo las perspectivas de crecimiento mundial diciendo que la situación de ambos países va a pasar una cierta factura al crecimiento del resto.

En cuanto se ha hablado de problemas de crecimiento, el informe mensual de la EIA ha dicho que espera una menor demanda en el futuro, lo que tiene efectos negativos para el precio.

Además, también ha hecho referencia a la crisis de Grecia y es que en realidad tanto si hay acuerdo como si no, va a tener efectos negativos de una manera u otra en el medio plazo, ya que la salida de Grecia del euro pasará factura al crecimiento de toda la zona por tener que asumir pérdidas de dinero prestado, pero también hay un riesgo potencial de dar combustible a partidos cercanos a Syriza que pueden amenazar la estabilidad del euro en unos pocos años, lo que también genera inestabilidad de la demanda y de crecimiento de la economía en ese plazo.

Por si fuera poco, a pesar de las tiranteces que hay entre occidente e Irán por el acuerdo con su programa nuclear, hay una opción que se está mirando muy de cerca, y es que en algún momento las sanciones sobre el crudo iraní podría levantarse, lo que pondría a disposición de todo el planeta los cerca de 40 millones de barriles de crudo almacenados y no comercializados por las sanciones. Esta inmediata mayor oferta, debe contabilizarse en los precios del crudo.

Si echamos un vistazo al sector de la energía del SP 500, veremos que la situación es muy clara y que todo lo que ganamos tiempo atrás, se ha evaporado.

xle


Si miramos el súper sector de petroleras y gasistas, vemos que también se ha deteriorado mucho la situación, pero no tanto como en estados unidos.

soil


Por último, el gráfico del precio del crudo de referencia en estados unidos veremos cómo ha llegado a casi a la zona de los 50,00 $, pero ha sido la sobreventa la que realmente ha conseguido estabilizar la situación porque aunque hemos tenido alguna figura que muestra interés comprador, el volumen no es suficiente como para poder estabilizar el precio por sí solo, y es la sobreventa la que intentado ayudar a reducir las ventas.

Si la situación de Grecia acaba más o menos bien, el euro podría ganar fuerza otra vez y la debilidad del dólar ayudar a un rebote de los precios, teniendo en cuenta que la Reserva Federal aumentado las dudas acerca de lo que necesita ver en la economía para poder subir los tipos de interés, por lo que su lectura no es precisamente favorable para un dólar fuerte.

wti