Si miramos por dentro al mercado, tenemos que el súper sector bancario está cayendo -1,85%, el de recursos básicos -2,5% y el de las petroleras -1,65%.
 
Comenzando por las petroleras, tenemos que el S P.D. R. de energía en Estados Unidos está cayendo -2,05% porque el juego de la especulación entre las reservas de crudo publicadas ayer por la noche por el API y las oficiales de hoy del departamento de información energética, han salido favorables para los descensos. Las de ayer por la noche han salido mucho mayores de lo esperado y las de hoy han salido superiores que las de ayer, por lo que las operaciones bajistas que se iniciaron al comienzo de la mañana, han tenido un añadido tras conocerse el dato, así que la presión bajista sobre el crudo está haciendo que descienda -2,4%.
 
Las petroleras y los recursos básicos comparten un factor en común, la fuerte cotización del dólar que lleva cuatro día subiendo. Esta fortaleza del billete americano, viene por dos partes: la primera por el miedo a la salida de Reino Unido de Europa aumentada por el miedo a los atentados de Bruselas y también por la debilidad del euro tras los comentarios de varias personas del BCE matizando aquellos comentarios de la rueda de prensa en donde se decía que no se veía bajando más los tipos de interés.
 
Con respecto a los bancos, el factor de fondo son los malos comentarios acerca del rendimiento en 2016 del Deutsche Bank que está afectando a prácticamente todo el sector, y otra vez el miedo a la salida de Reino Unido de Europa, porque los bancos británicos están cediendo posiciones tras decir uno de ellos que está preparando planes de contingencia.
 
Por lo demás, estamos en vísperas de vacaciones, hay resistencias claras prácticamente en todas partes, sobrecompra en muchos sitios y no hay muchas ganas de complicarse la vida.