Desde el 20 de marzo en que tocó mínimos el MSCI Emerging Markets ETF, subió un 5,80% hasta ahora, y en el mismo tiempo el Nasdaq bajó el 4,3%.  Según comentan en Reuters, parece que todo se debe a cierres de posiciones de hedge funds que estaban siguiendo el spread cortos en emergentes y largos en otros índices más desarrollados.