Lo que en estos momentos tenemos encima de la mesa que está animando tantísimo a los mercados es una combinación de factores que en el corto plazo son muy positivos ambos los dos.

Para comenzar, parece que en la tensión con respecto al tema de Grecia se ha rebajado un poco con el acuerdo de extensión para cuatro meses y esa lista de medidas que ha presentado al gobierno griego, aunque en cierto sentido no parece que hayan cambiado demasiado las cosas porque tanto el Fondo Monetario Internacional como el resto de actores en los acreedores dicen que faltan medidas concretas para eliminar completamente los nervios, por lo que parece que lo que tenemos es una colocación en segundo plano de este tema hasta que vuelva a aparecer la preocupación un poco más adelante.

La relajación anterior se está combinando con el discurso que está realizando la Presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, en el Congreso de los Estados Unidos, en donde lo que más está llamando la atención es su comentario de que los tipos de interés no van a subir en las próximas dos reuniones pero que incluso así no significa que suban inmediatamente, por lo que tenemos un período seguro de no subida de tipos pero es que después tampoco está garantizado que suban, por lo que el mercado ve crecimiento económico con crédito barato y costes también bajos, así que miel sobre hojuelas.