Los datos macroeconómicos de China son uno de los puntos fuertes del día en cuanto a atención se refiere, porque hemos tenido un buen montón de ellos y nos dan dos imágenes distintas de la economía del país.
 
Vamos a comenzar por las malas noticias:
 
El producto interior bruto del primer trimestre del año nos deja un crecimiento del 6,7%, en lo esperado, pero baja desde el 6,8% anterior. Lejos quedan ya aquellas previsiones de un crecimiento del 7% que tenía gobierno el año pasado. No son buenas noticias porque se sigue viendo una desaceleración a pesar de los muy numerosos comentarios por parte del gobierno acerca de que pueden mantener el crecimiento de la economía en un rango tanto estable como sano.
 
Ahora vamos con las buenas noticias:
 
Cada vez que tenemos entre manos un dato de producto interior bruto, lo que tenemos en realidad es una cifra de dónde estuvimos, pero no dónde estamos, así que son otros datos de meses mucho más cercanos a la fecha actual los que nos van dando una mejor lectura del pulso de la economía, sobre todo cuando se están metiendo constantemente nuevas ayudas y parece ser que el pulso empieza a ganar tracción otra vez.
 
Dado que son datos del mes de marzo, son los primeros del año que están fuera de la influencia de la festividad del nuevo año lunar, por lo que es normal ver un repunte en los mismos. En realidad el efecto que vemos es el mismo que vimos en el de las exportaciones, es natural y esperado un repunte, pero cuando son bastante más de lo esperado ahí es cuando la ilusión puede entrar, pero serán los datos del mes de abril los que confirmen si hay algo más.
 
La producción industrial interanual del mes de marzo mejora el 6,8%, superando el 5,4% anterior y mucho más de lo esperado que era el 5,9%.
 
Las ventas minoristas del mes de marzo en cifras interanuales suben 10,5%, más que el 10,2% anterior y también mejores de lo esperado que era un incremento del 10,4%.
 
El dato más importante lo tenemos en la cifra de nuevos préstamos, ya que pasamos de 726,6 millones de yuanes a nada menos que 1370 millones de yuanes, bastante más de lo esperado que rozaba los 1050. Con esto, el crecimiento de préstamos vivos se mantiene en el 14,7%, bastante más de lo esperado que era una muy ligera desaceleración al 14,5%.