El régimen chino tiene una difícil tarea por delante: salir de una economía con un alto endeudamiento sin tocar el crecimiento. Por ello, está llevando a cabo políticas para intentar desincentivar asumir riesgos con una fuerte base de endeudamiento. El problema es que esto ya lo intentaron una vez y generaron un desplome de las bolsas mundiales, por lo que intentan ser lo más quirúrgicos posible, pero no es nada fácil.

Hoy hemos conocido el dato de nuevos préstamos del mes de abril y hemos pasado de una creación de 1,02 billones de Yuanes a una de 1,1 billones, muy por encima de los 714.000 millones esperados.

Por lo tanto, justo cuando empiezan a acelerar las medidas para controlar el riesgo de crédito, tenemos una aceleración del mismo.


source: tradingeconomics.com

Con esto, el crecimiento de los préstamos vivos pasa del 12,4% al 12,9%, muy superior a lo esperado que era quedarse más o menos en el mismo crecimiento.


source: tradingeconomics.com