Todo el mundo sigue muy pendiente de la evolución de la economía en China, sobre todo cuando vemos que el banco popular del país sigue pensando en permitir devaluaciones de su moneda para apoyar las exportaciones.
 
Pues bien, el PMI de manufacturas oficial de China del mes de junio baja un poquito desde 50,1 hasta 50, lo esperado. Esta es una situación muy delicada porque estamos justo en la frontera entre la expansión y la contracción. Algunos verán algo positivo que se mantenga en expansión, pero nunca es agradable estar tan al borde, aunque esté en expansión tres meses seguidos.
 
Dentro del propio índice, los nuevos pedidos bajan a 50,5 desde 50,7 y el de producción nos da una pequeña alegría porque sube a 52,5 desde 52,3.
 
Con respecto al sector que no es manufacturas, mejora un poco más, ya que pasa a 53,7 desde 53,1. Sigue en expansión y la diferencia entre ambos sigue mostrando el claro movimiento de cambio de modelo en el país.
 
Con respecto sector servicios también mejora pasando a 52,2 desde 50, con el de construcción disparándose a 62 desde 59,4. El de nuevos pedidos se olvida de la contracción que tenía en 49,2 y se mete en expansión en 50,8.
 
También tenemos el que se calcula de forma privada y en paralelo, mostrando una lectura bien diferente con respecto al de manufacturas oficial, ya que mientras el otro se mantiene en expansión, justo en el borde, éste pasa de 49,2 a 48,6, profundizando todavía más en la contracción y quedando peor de lo esperado que era una ligera bajada a 49,1. Lo peor de todo es que lleva 16 meses seguidos en la zona de contracción.