Hoy hemos conocido el PMI de HSBC de junio preliminar sigue por debajo de 50, pero mejora a 49,6 desde 49,2, tocando máximos de 3 meses.

Algo muy bueno es que los nuevos pedidos están en expansión en 50,3 lo que también ha apoyado que el descenso de los nuevos pedidos para exportación deceleren su descenso.

Lo que es malo es que los precios de venta han seguido cayendo, lo que justifica que el índice de empleo mantenga el descenso.

En general, sigue habiendo espacio para que el Gobierno apoye para intentar conseguir ese objetivo de crecimiento del 7% para todo el año.