Hoy hemos conocido el PMI preliminar de manufacturas creado por el HSBC que sigue la tendencia actual y pisa en contracción, tocando los 49,2 puntos en marzo. No es un dato para nada positivo, ya que el de marzo es el primero tras ese efecto del nuevo año lunar y que deja al país bastante parado. Como podemos imaginarnos, todos los datos importantes como por ejemplo el de empleo, nuevos pedidos y pedidos de exportación también han descendido.

De momento hay cierta calma ya que debemos esperar al mes siguiente para ver si la actividad vuelve tras las fiestas aunque para eso ya se inventaron juntar los datos de enero y febrero para compensar este efecto estacional.

En resumidas cuentas, no parece que vaya a haber un buen crecimiento en el primer trimestre del año, lo que sigue apretando las tuercas para que el gobierno apoye a la economía.