Ya vimos que el sector de manufacturas en China lo está pasando mal, con un dato oficial que se ha plantado prácticamente justo en la frontera con la contracción, pero el dato privado sigue manteniéndose dentro de esa peligrosa zona.
 
Hoy le toca al sector servicios y el que está calculado de forma privada nos da otra reducción de las cifras hasta alcanzar en el mes de mayo el 51,2, peor que el 51,8 anterior y peor de lo esperado que era una ligera expansión hasta el 52.
 
Si comparamos la cifra de servicios privada con la de manufacturas privada, de momento la dirección es opuesta, uno en contracción y el otro en expansión, pero es que es congruente con los movimientos del gobierno para potenciar los servicios y de consumo interno, así que de momento las cosas van como ellos quieren, aunque no con la fortaleza que a todos nos gustaría.
 
Si miramos el dato que se computa públicamente, en donde también se incluye la construcción, tenemos que también se reduce un poco hasta 53,1 desde el 53,5 anterior. Dentro de ese dato, si quitamos la construcción, el de servicios baja a 52 desde 52,5.