No son exactamente de hoy la mayoría de ellos, ya que se hicieron públicos el fin de semana, pero ninguno de ellos ayuda a tener más clara la situación económica del país.
 
No podemos dejar de recordar el toque de atención que hizo el gobierno tanto a los analistas como a los periodistas que hacían comentarios en contra de la línea oficial de mejoría y estabilización de la situación económica, algo que debe hacernos pensar.
 
Lo que conocimos este fin de semana fue que las ventas minoristas del mes de abril en términos interanuales han mejorado el 10,1%, lo que supone un ligero enfriamiento con respecto al 10,5% anterior que era precisamente lo que se estaba esperando. Viendo esto, muchos piensan que es un mal dato, pero es que la exigencia con China es tan brutal que todo el mundo se preocupa porque el dato ha salido 0,4% por debajo de lo estimado, pero parece que todo el mundo se olvida que está creciendo más de un 10% con respecto al año anterior. En términos intermensuales tenemos que el crecimiento en abril fue del 0,8%.
 
Por otro lado, también hemos conocido la producción industrial interanual del mes de abril también sale peor de lo esperado, bajando a un crecimiento del 6% cuando el anterior es un crecimiento del 6,8%, cifras más bajas de lo esperado que ya representaba un descenso hasta el 6,5%. En cifras intermensual es la apreciación es todavía peor, ya que con respecto a marzo ha mejorado el 0,47%, pero es que en marzo tuvo una mejoría del 0,64%.
 
Los datos del mes de abril en todas partes en China tienen una dificultad añadida, que es esa pauta estacional que tiene la festividad del nuevo año, ya saben, la actividad baja, los precios de los alimentos suben, el mes de marzo tienen un repunte de la actividad económica y un descenso de la inflación, y en abril solemos tener otro bandazo que acaba estabilizando la situación hasta al año siguiente, así que aquí se ve bien en la producción industrial ese bandazo, pues hemos tenido un repunte en marzo y se ha relajado algo en el mes de abril.
 
Por otro lado, hemos conocido también el dato interanual del mes de abril de la inversión en activos fijos, que se reduce un poco hasta el 10,5% desde el 10,7% anterior y es bastante peor de lo esperado porque se esperaba un incremento hasta el 10,9%.
 
El dato anterior es muy seguido porque tiene bastante relación con el crecimiento de la construcción. En este sentido, hemos conocido que las ventas de casas en lo que va de año, desde enero a abril, han subido nada menos que un 61,4% con respecto al mismo período del año anterior, así que debemos estar atentos a los próximos meses para ver si esta reactivación del sector de la construcción, acaba pasando a la economía en general, aunque hay que recordar que todavía hay propiedades vacías en el país que dicen que son suficientes para rellenar siete islas como Manhattan y que este repunte se ha producido por medidas que han facilitado el crédito, así que volvemos a tener crecimiento de la construcción a base de endeudamiento, por lo que si se ve despuntar demasiado el sector de la construcción, lo más probable es que aumenten las medidas de control para intentar no favorecer un exceso de burbuja, otra vez.