El PMI de servicios de China de febrero, creado por HSBC, sube a 52 desde el 51,8 de enero.

Como vemos, se mantiene en expansión, en mejor estado que las manufacturas. Los nuevos pedidos han mejorado, así que nos dan buenas perspectivas para más adelante y eso viene acompañado de creación de empleo en algunos sub-sectores, aunque bajó el ritmo de contratación en general.

Sin embargo, estamos en lo de siempre, cada vez cuesta más a la economía mantener el ritmo y más con el frenazo del sector de la construcción, así que se sigue viendo necesaria la intervención del estado.