Hoy hemos conocido otro dato preocupante del sector inmobiliario chino y que no es otro que el de venta de tierras en 300 ciudades que vuelve a bajar en el segundo trimestre del año con respecto al año anterior.
El dato en concreto ha descendido un 29% hasta los 247,7 millones de metros cuadrados en el segundo trimestre en la interanual. En el movimiento trimestral desciende el 14%. Esta bajada es muy significativa acerca de los proyectos futuros en el mercado inmobiliario que tienen los promotores, ya que en algún momento tenía que llegar el exceso de construcción que hay en el país y las mayores dificultades para poder contratar una hipoteca, creadas por el gobierno para intentar controlar la burbuja inmobiliaria y que no se dispare el crecimiento del país de forma incontrolable.