Malas noticias nos llegan desde China porque la inversión directa en el país en mayo baja nada menos que -6,7% con respecto al año anterior. En dinero fueron 8.600 millones de dólares y es un poco más baja que la de abril que fue de 8.700 millones y un +3,4% más alta que el mismo mes del año pasado.

Lo anterior se compensa un poquito viendo la evolución en lo que va de año, ya que sube +2,8% hasta alcanzar los 48.910 millones, pero lo que tampoco gusta es que fuera de las inversiones financieras, sólo tenemos 30.810 millones y es un 10,2% más bajo que el año pasado.