IPC de junio queda plano, algo mejor que el -0,1% esperado desde el -0,2% anterior.

En la interanual mejora +1,4%, por encima de lo esperado ligeramente que era +1,3% desde el +1,2%.

Con respecto a los precios de producción industrial caen -4,8%, peor que el -4,5% esperado desde el -4,6% anterior.

Como vemos, punto positivo para la inflación que se compensa con los precios de producción industrial, lo que nos deja un sabor de boca de cierta neutralidad que apoya que el Gobierno pueda seguir apoyando la economía, cuando tenga tiempo libre, porque está ocupado persiguiendo a los malvados especuladores.