Tras la ligera alegría que tuvimos hace no demasiado con ese repunte de los nuevos préstamos puestos en circulación y que apoyan a la economía, hoy volvemos otra vez a la realidad de las cifras más importantes de la economía de China.
 
Hoy hemos conocido que el IPC de enero mejora 0,5%, lo esperado, y que la interanual también sube 1,8%, superando el 1,6% anterior y ligeramente por debajo de lo esperado que era un crecimiento hasta el 1,9%.
 
Con respecto a los precios de producción industrial interanuales, seguimos teniendo problemas, pero el descenso es de - 5,3%, reduciéndose un poquito desde el -5,9% anterior y quedando ligeramente de lo esperado que era una recuperación hasta el -5,4%.
 
No es que la noticia sea positiva al 100%, pero hay una muy ligera mejoría que debemos coger con pinzas, precisamente porque es el mes de enero y siempre los alrededores del nuevo año lunar hay un disparo al alza de los precios de la comida, como así ha pasado porque el IPC de la comida ha subido un 4,1% con respecto al año pasado. Aun así, es una mejora muy importante.