El índice de directores de compra calculado de forma oficial del sector de manufacturas en China del mes de marzo nos deja una lectura de 51,8, subiendo desde el 51,6 anterior y mejor de lo esperado que era sin cambios.
 
Dentro del dato hay buenas noticias, ya que los indicadores de medio plazo han mejorado todos, el de producción, exportaciones y el de nuevos pedidos, algo que se corrobora con la bajada del indicador de inventarios, por lo que las materias primas pueden tener cierto apoyo al pensar que para poder reponer el almacén, habrá más demanda de las mismas.
 
Si miran el gráfico adjunto, seguimos mejorando desde la zona de mínimos de 2016 por debajo de la zona de expansión, intentando romper la zona de máximos de 2014. Evidentemente, el cambio de tendencia desde los máximos de 2008 se ha conseguido. No todo es de color de rosa, ya que esto se debe compaginar con otras circunstancias y en China no todo es positivo.
 
La parte negativa es que este indicador en el sector del acero ha bajado hasta 50,6 desde 51,4. Está demasiado cerca de la zona de contracción, pero es que este mes el precio del acero tiene unas bajadas bastante importantes porque existe otra vez la preocupación de que la demanda no puede con la producción, ya que la construcción y el boom inmobiliario son los principales factores de demanda, estos están bajo presión ya que el gobierno ha puesto nuevas reglas para intentar contener una burbuja inmobiliaria
 

source: tradingeconomics.com  

También hemos conocido el de no manufacturas, y también mejora del 54,2 a cinco de 55,1.
 
Si miran el gráfico adjunto, se nota perfectamente que estamos intentando cambiar el tercio rompiendo ya al alza esa especie de directriz bajista que viene desde los máximos de 2007, algo positivo para la economía.
 

source: tradingeconomics.com