Los datos macro de Alemania se han convertido en el principal punto alcista del día.

En concreto, las exportaciones y las importaciones han tenido un buen resultado en el comienzo del año, con una subida que es la más grande en casi dos años.

El principal punto de alegría es el de las importaciones aumentaron 4.1%, mucho más de lo esperado, y punto muy importante ya que cualquier apoyo al consumo interno de Alemania es bien recibido por parte de la comunidad internacional porque a lo mejor puede ayudar a controlar el descenso de la inflación y ayudar al crecimiento. La subida es tan importante que consigue compensar el descenso del -1.4% de diciembre.

Las exportaciones tampoco lo hace mal ya que han subido 2.2% en enero, también mucho más de lo esperado, y compensando el descenso de -0.9% de diciembre. Dentro de los datos, se ve que los países de la euro zona aumenta la compra de artículos alemanes y eso ayudará a su crecimiento y si eso viene acompañado con un aumento del consumo interno, eso ayudará a los países de la zona euro que apuestan por las exportaciones.

Todos estos datos vienen después de haber conocido recientemente las fuertes mejoras tanto en la producción como en los pedidos industriales.