Las peticiones desde el ámbito internacional de más fusiones en Europa para mejorar la situación del sector está animando las cosas. También las mejoras de perspectivas para la economía española, pero lo que siembra de cautela todo son las elecciones de Francia.

Como se puede ver en el gráfico a semanas, hemos pasado de estar formando karakasas a apuntar directamente a envolventes alcistas en algunos casos. Todavía falta la sesión de mañana, pero no debemos dejar de vigilar este gráfico.