Las karaksas de rebote de hace un par de día se vieron compensadas con otras ayer en sentido contrario, por lo que seguimos teniendo niveles claros tanto de soporte como de resistencia.

Están entre dos fueros y hay que esperar a que rompan por algún lado. Las vibraciones de la FED son positivas, pero hay algunas cosas en la economía de EEUU que asustan, como la situación de la parte de financiación del sector del automóvil, que ya se sabe que se toma como un indicador coincidente de la economía. En Europa no tenemos cosas verdaderamente positivas salvo que se respetan los plazos del BCE para terminar con el QE. Los datos económicos sí que les apoyan, pero el mercado parece que se lo toma con filosofía antes de darles más apoyo.

bancos