Como se puede ver en el gráfico adjunto, los problemas prosiguen y miramos ya a los mínimos de abril en algunos casos como Sabadell o BBVA, proque otros como Bankia o Caixabank ya lo tienen perdido. Las incertidumbre son altas, se esperan más requerimientos de capital y eso hace que las ampliaciones de capital estén encima de la mesa, el peor enemigo del actual accionista… sin entrar en la falta de definición del modelo de negocio que está amenazado por la tecnología y el BCE.

 
bancosib