Estábamos esperando que el dato de márgenes netos nos pudiera alegrar un poco al sector del Ibex, pero el aumento de las provisiones ha sido un palo malo y más cuando la economía se supone que va mejor, pero claro, la inestabilidad política hace que hay que cubrirse las espaldas.

Como se puede ver, ayer muchos cerraron lejos de máximos, lo que nos dejó una karakasa en Caixabank, Sabadell, Santander, Bankia y Bankinter.

El resultado en general es que los máximos del mes se reafirma como resistencia a la espera de más resultados que puedan compensar:

 
bancohex