Tuvieron la buena noticia de que el abogado general de la corte europea respaldó al Tribunal Supremo español en el dictamen que no obligaba a los bancos españoles a devolver el dinero íntegro de las cláusulas suelo. Algo que ofrecía un alivio, pero que no es una solución para los problemas de fondo del sector.
 
El movimiento de ayer generó fuertes subidas pero también hubo recogidas de beneficio que nos hicieron cerrar lejos de los máximos de la sesión, dejando más de una figura que podría interpretarse como un corte en el rebote desde los mínimos del mes. Por lo tanto, dado que tenemos el evento de un Banco de Inglaterra que podría anunciar medidas para apoyar la economía, debemos estar pendientes de los máximos de ayer, ya que si son superados debemos estar atentos por si el mercado en general nos ayuda a subir más alto, aunque también pude pasar lo contrario, precisamente por eso hay que vigilarlos.