Los resultados empresariales que hemos conocido han servido más bien de poco, y ahora mismo todos los que superaron los máximos anteriores, están cayendo estrepitosamente, no sólo alejándose de máximos, sino algunos de ellos buscando los mínimos del mes anterior, como puede ser Bankia o Caixabank.
 
La decepción con los bancos más grandes, Santander y BBVA, es lo que realmente esta matando al Ibex 35, sobre todo el BBVA cuando pocas sesiones antes de la presentación de resultados había superado cotas importantes, por lo que la decepción ha sido todavía mayor.
 
En el aire está todavía el cambio de modelo de negocio y las repercusiones que pueda tener en la economía española la falta de gobierno o una situación económica mundial que compense esa subida de los precios del crudo, lo que mantendría la presión sobre los márgenes de la banca.
 
 
bancoibex