Vean en el gráfico a semanas que tenemos algunas amenazas. Bankia, Sabadell y Santander mantienen abierta la posibilidad de una karakasa invertida en los máximos alcanzados. Ojo si el volumen al cierre es superior al de la semana pasada porque sería una muestra de interés vendedor que hay que tener en cuenta con el dato de inflación más débil y los comentarios del BCE: