La subida de los spreads de la deuda de la periferia es una mala noticia para el sector bancario, así que la presión vendedora se mantiene. El Santander está atacando los mínimos del mes y lo mismo pasa con el BBVA. La banca mediana está peor y ellos sí que están creando en masa un nuevo mínimo del mes. La incertidumbre política es el peor enemigo que tiene el sector ahora mismo:

 
bancosibex