Durante la mañana de ayer estuvimos pendientes de alejamiento de los máximos del día de valores importantes y cerramos con ventas fuertes. En algunos valores hemos dejado figuras bajistas que hacen daño al conjunto y al final las ventas aceleran tras la cubierta de nube oscura en el Ibex contado. Parece que la alegría sólo fueron los resultados del Santander porque el resto sólo es preocupación por el comportamiento peligroso del mercado de deuda:

bancosibex