Como se puede observar en el gráfico adjunto, los problemas no solo se mantienen sino que aumentan. La karakasa invertida de Caixabank el jueves avisó de problemas, se confirmaron ayer y hoy esa colocación acelerada, también acelera las ventas.

La banca mediana sigue tocada pero es que los grandes tampoco mejoran, por lo que está claro que hay un problema de fondo que se está viendo en los resultados: las provisiones para las cláusulas suelo. El futuro del mercado hipotecario está en el aire, así que una parte muy importante del negocio en España tiene un enorme interrogante encima:

bancosibex