El súper sector bancario está descendiendo en estos momentos -0,35% pero tal como hemos visto en la tabla anterior de los bancos más importantes de Europa, los que más están cayendo son los italianos.
 
Recordemos que un factor que generó una recuperación de la banca de la periferia durante todo el mes de abril fue precisamente una mayor claridad en el sector italiano tras la puesta en marcha de ese fondo organizado por el gobierno, pero de participación privada, que iba a lidiar con los numerosos préstamos en problemas que tiene el país y además apoyar algunas ampliaciones de capital de entidades con serios problemas, de manera que se pudiese garantizar una fusión entre dañados del sector. Las cantidades de dicho fondo son irrisorias comparadas con la magnitud del problema, pero todo el mercado ha tomado como válido el apoyo de ese fondo.
 
Pues bien, incidiendo en que el tamaño del fondo es muy inferior al tamaño de los problemas del sector, hoy los italianos están retrocediendo en una media del -3% ya que las nuevas medidas aprobadas por el gobierno el viernes para intentar recuperar los préstamos en problemas, no se considera que tengan un impacto suficiente en la magnitud del problema general, y es que las nuevas reglas solamente se aplicarán a los préstamos nuevos, por lo que de ninguna manera ayudan a poder reducir la ingente cantidad de préstamos en problemas que ya existe.
 
Otro efecto que se creía que iba a tener el fondo en cuestión, era la de apoyar algunas fusiones o incrementos de capital que se iban a realizar algunos bancos, haciéndose cargo de lo que los inversores no comprasen en dicha ampliación. Pues bien, la sorpresa ha sido mayúscula porque el viernes pasado terminó la IPO de Banca Popolare di Vicenza y sólo se colocó entre inversores el 7,7% de las nuevas acciones, lo que ha hecho que el fondo de rescate se tenga que hacer cargo del resto, así que no se sabe si las cifras al final van a cuadrar y toda la operación puede salir adelante.