Dos semanas muy interesantes porque se ha notado mucho la diferencia entre Wall Street y Europa.

Primero, seguimos muy pendiente de cómo se están tomando los mercados las esperanzas de ese "fabuloso" plan de estímulos fiscales junto con inversiones infraestructuras que está haciendo que Wall Street no haga otra cosa más que crear, prácticamente cada día, nuevos máximos históricos. Sin embargo, Europa cada vez está más preocupada por el resultado de las elecciones francesas y más elecciones consecutivas a lo largo de todo este año.

Lo anterior lo hemos notado mucho en el mercado de deuda y, consecuentemente, en el sector bancario.

El sector bancario en Europa ha ido por caminos distintos al norteamericano, por lo que hemos estado analizando la situación de los dos sectores junto con el que tiene enfrente en cuanto a influencia de una subida de tipos de interés, las utilities.

Si a lo anterior le sumamos toda la tanda de resultados empresariales que hemos tenido, ha sido interesante ver la situación de algunos valores clave en los tres sectores.

En el mercado de deuda, seguimos vigilando los resultados de las subastas en Estados Unidos y concretamente la de tres meses para saber si las órdenes de los bancos centrales apuestan por más subidas de tipos o prefieren seguir esperando.

Dentro de los bancos, hemos estado muy pendientes del Banco Popular pues ha tenido unos días muy ajetreados con rebaja de rating incluida y además hemos dado un vistazo bastante potente a las probabilidades de quiebra que ofrece el mercado.

Siguiendo con el Ibex, hemos buscado los valores más y menos volátiles y menos del índice español además de los fundamentales del índice.

Cambiando de tercio, hemos buscado las medias que usan las manos fuertes y que son aplicables a todos los mercados. También hemos utilizado herramientas para buscar la sobrecompra y la sobreventa de los valores de un índice y que nos abrirá las puertas a crear por nosotros mismos herramientas más especializadas.
En el apartado de los fondos dimos un vistazo en profundidad de los Smart Beta.

En el mundo de las opciones, seguimos trabajando los vencimientos semanales y ajustando algunas posiciones.

A medio plazo hemos explicado una guía de Swing Trading, los plazos que proponemos, productos y además los riesgos asumidos, de forma que sea posible una rápida asimilación de todos los movimientos que se hacen tanto en valores concretos como en el mercado de divisas incluyendo futuros sobre deuda pública.

En el plano del mercado de divisas, nos ha dado movimiento al comienzo de las dos semanas por datos macroeconómicos, por lo que hemos podido jugar con varios pares buscando movimientos de debilidad de la moneda británica. Además, el mercado de opciones nos daba puntos interesantes de soporte y resistencia con los que hemos podido jugar y sacar provecho, tanto por realizar operaciones como por evitarlas y no caer en trampas.

Además, en las petroleras del Stoxx 600 también hubo movimientos interesantes precisamente por toda la volatilidad que nos han dado los datos de las instalaciones activas de crudo creado por Baker Hughes, también los movimientos por comentarios desde la OPEP y además el miedo que ha habido al incremento de reservas en Estados Unidos.

Algunos valores tenían aspectos técnicos que hacían que resaltasen sobre el resto, y además subidas de recomendación sobre ellos que daban un puntapié interesante para poder rascar unos buenos puntos.

Aplicando algunos conceptos de operativa intradía a plazos más largos junto con gestión de capital, hemos presenciado operaciones que presentaban dudas, por lo que hemos preferido salir del mercado a coste y dejar que el beneficio nos lo diesen los valores más claros, haciendo que la cartera tuviese resultados positivos en su conjunto y fiándonos mucho de la gestión de capital.

También nos hemos quedado con la miel en los labios en algunas operaciones, ya que no se ejecutaban por apenas un centavo y hemos preferido no ir detrás de ella porque ya no cumplió las condiciones aceptables para entrar en el mercado.

Como comentábamos al principio, la diferencia de mercados entre Estados Unidos y Europa ha dado mucho juego para estrategias de fortaleza, tanto a nivel de índices como de valores, incluyendo dentro los propios sectores intentando aprovechar el ciclo económico en el que están metidos los Estados Unidos.

¿No conoces nuestro Laboratorio de Trading? Infórmate aquí