Lloyd’s ha presentado beneficios netos de 2015 de 466 millones de libras, bajando desde los 1130 del año pasado. Se ha visto perjudicado por las provisiones para hacer frente a las ventas de seguros que los clientes no necesitaban, dejando esa provisión con un aumento de 2100 millones de libras. En términos ajustados, el beneficio subyacente subió un 5% hasta alcanzar los 8100 millones de libras.
 
Con respecto a las ventas, todo el año dejó unas cifras de 17.600 millones de libras, lo que supone un incremento del 1% comparado con las del año anterior.
 
Para compensar el disgusto por la reducción de beneficios, plantea un pago de dividendo de 2,25p  y uno especial de 0,5p.
 
El mercado se está tomando muy bien las cifras porque el banco está subiendo más de un 9%, apoyo muy bueno para el súper sector bancario.