El dato que se presenta el martes, tras el cierre del mercado, muestra una previsión de incremento de la reservas semanales de crudo de 5,8 millones de barriles, 2,3 millones en destilados y 2,9 millones en gasolina.
 

Lo anterior es una mala noticia para el crudo y que sigue yendo en la misma dirección que el incremento de las instalaciones de crudo activas dentro de Estados Unidos, favoreciendo el aumento de la producción y seguir intentando mantenerse neto exportador buscando cuota de mercado que arañar a la OPEP