Una semana más, ayer fuera del mercado conocimos el cálculo de la reservas semanales de crudo por el Instituto API y esta vez quedan en un incremento de 1,5 millones, bastante más bajo que el incremento de 4,4 millones de la semana pasada y además también más bajo que la estimación que se situaban 3,4 millones.
 
Al dato, hasta cierto punto positivo, anterior, se le une que la reservas semanales de gasolina descienden -1,2 millones desde el descenso de -2,12 millones de la semana anterior, pero es mucho menor que los -2,3 millones esperados. Es una cifra menos baja de lo esperado, pero sigue siendo un descenso.
 
Con respecto a los destilados, tenemos un descenso de 0,83 millones de barriles, también es menor de lo esperado porque se tenía en la cabeza un descenso de 1 millón, pero es un aumento de las cifras negativas desde los -0,12 millones de la semana anterior.
 
El dato que sigue yendo a favor de lo que piensan bancos como Goldman, que la situación sigue sin apoyar un fuerte aumento de los precios del crudo, es que la reservas en el punto de entrega de Cushing suben casi 500.000 barriles, aunque es menor que los casi 700.000 de la semana pasada.