Otra vez que este dato que se da con el mercado americano cerrado, nos genera movimiento en el precio del crudo.
 
Dicho movimiento es más notorio cuando las cifras son muy fuertes, como es el caso. Lo que se suele hacer es tomar posiciones según sea el dato, y después ver si el de reservas de esta tarde sale más o menos igual, cerrando la posición por la confirmación de la noticia.
 
Pues bien, tenemos que las reservas semanales (según API) se disparan +8,8 millones de barriles, muy por encima de los 1,5 de la semana pasada y más que los +2,7 esperados. Como ven, la subida es importante y eso nos pone -1% en el WTI.
 
Destilados bajan -0,4 millones, menos que los -1,7 millones esperados y menos que los -0,83 de la semana pasada.
 
Gasolina bajan -4,3 millones, peor que los -1,2 de la semana pasada y peor que los -1,3 esperados.