Se ve clarísimo en el siguiente gráfico. Fuente: Jamie McGeever


Enlace permanente de imagen incrustada