La sesión con la apertura de Estados Unidos no ha variado en absoluto con respecto a Europa, ya que la práctica mayoría de los súper sectores en el viejo continente están en negativo con los mismos protagonistas que esta mañana cuando nos dimos fuertemente la vuelta a la baja.
 
Por un lado tenemos al súper sector de automoción y recambios bajando -1,56% muy dañado por Fiat ya que artículos en prensa alemana han puesto encima de la mesa sospechas sobre que la marca italiana también tiene software para manipular las emisiones.
 
El súper sector químico está descendiendo -1,59% por la fuerte bajada, otra vez, de Bayer una vez puesta encima de la mesa la oferta de compra por Monsanto. Hay que decir que hay muchos que no creen que esta operación salga adelante debido a que el monstruo que se crearía podría ir en contra de bastantes leyes anti competencia.
 
Las petroleras están bajando -1,21% y los recursos básicos -0,73%, las materias primas están descendiendo otra vez en China y además los comentarios acerca de una subida de tipos de interés en junio, están dando apoyo al dólar, así que el crudo vuelve a tener problemas, aunque no demasiado graves.
 
El protagonista de la sesión es lo que acabamos de comentar, ya que Bullard ha vuelto a remarcar que el mercado no tiene bien interpretadas las intenciones de la Reserva Federal y que la situación está llegando un punto en donde es muy probable que la subida de tipos tanto en junio como en julio. Recordemos que, a las malas, el mercado piensa que si hay una subida de interés debería ser en julio porque el evento de salida de la Unión Europea por parte de Reino Unido es algo que seguramente pesará en las conciencias de la Reserva Federal para no subir los tipos en junio, pero desde la FED se reafirma en su independencia y dicen que no es algo que vaya a cambiar el ritmo de las intenciones del FOMC.