El otro día iba volando con un vuelo típico, angustiado por ir como sardinas en lata,   con las piernas puestas de mala manera,  estaba tan aburrido que hasta pedí la revista esa que editan ellos. En ella hablaban de la costumbre de chocar las copas en los brindis. 

 

La versión más popular es la de que esto se viene haciendo desde la Edad Media, en una época en que era muy frecuente ser envenenado. Así se chocaban las copas entre los comensales nobles para que el vino que había en ellas se mezclara, es decir cayeran algunas gotas de la otra copa y viceversa, con lo cual quién no brindaba sería porque había puesto veneno al otro en su copa, algo que insisto, era realmente muy habitual.

 

No tenemos problemas con las bolsas actuales. Todas chocan sus copas unas con otras, no deben tener miedo a que las alzas estén envenenadas…. Al brindis alcista se unen Eurostoxx, Dax, Ibex, S&P 500, Dow Jones, etc. todos en tendencia alcista, y es que esta semana tenemos una importante novedad desde el punto de vista técnico. Tras aburrirles, más que servidor en aquel avión, semana tras semana con aquello de que estábamos en lateral, ¡por fin hemos roto todos los cansinos y enervantes movimientos laterales!

 

En el gráfico de acompañamiento tenemos el gráfico de la bolsa más importante de la eurozona, la alemana, que es la que suele tirar de las demás,  incluida la española. Es el futuro del Dax en concreto.

 

Como vemos tras cinco meses de lateral entre 9.000 y 9.800, por fin rompió. Y todos con el Dax por supuesto rompiendo al alza. Eso sí, ahora esta bolsa se encuentra un duro enemigo como resistencia que le puede frenar bastante tiempo, los psicológicos 10.000 puntos, ya hemos hablado muchas veces en esta columna, de la importancia que tienen esos números tan redondos y de lo que cuesta pasarlos a las primeras de cambio.

 

¿La clave? Pues la tiene el BCE. Las bolsas europeas no quieren saber otra cosa, que no sea que el BCE va a tomar medidas. Cita clave por completo la del próximo jueves día 5. Si el BCE decepciona podríamos caer en el lateral otra vez, lo que sería un golpe muy duro técnicamente hablando. Si el BCE gusta a los mercados, la tendencia alcista va a seguir. Si el BCE, como tercera hipótesis, sorprendiera a los mercados tomando más medidas de las esperadas, podríamos ver una subida muy fuerte. Recuerden como se las gastaron el S&P 500 o el Nikkei cuando sus bancos centrales pusieron toda la carne en el asador…

 

Mientras esperamos, un factor muy importante para Wall Street, que se tiende a olvidar. En lo que va de año, nuevo récord histórico en EEUU de recompras de compañías de sus propias acciones. Y este dinero es tan bueno, como si compraran otros las acciones. Es dinero contra papel. Y estamos hablando de que entra dinero por este concepto en las bolsas de EEUU a ritmo de más de 50.000 millones de dólares mensuales…esto puede explicar la enorme resistencia de S&P 500 a cualquier corrección severa por extraño que parezca…cuestión de matemáticas…el dinero entra, aunque sea por donde menos nos esperaríamos…