Poco a poco se está acercando la fecha en donde Reino Unido deberá decidir si mantiene la permanencia a la unión europea o sale de la misma.
 
Durante las últimas semanas e incluso meses, muchos han sido los que han puesto argumentos objetivos y económicos encima de la mesa para arrojar algo de luz, aunque todo el mundo va de puntillas sobre el asunto porque intentan evitar que los de un bando u otro les acuse de intento de crear opinión. Entre ellos, el Banco de Inglaterra ha sido uno de los que más inconvenientes ha puesto encima de la mesa, pero hoy el Tesoro británico también va a poner cifras.
 
Una vez más, George Osborne, evita opiniones personales y se ha limitado a decir lo que él considera objetivo y lo que debe decir por su cargo. La frase es contundente: como consejero, somos más fuertes, estamos más seguros y mucho mejor dentro de la Unión Europea.
 
A esta frase le siguen las cifras, ya que dice que abandonar la Unión Europea le costaría a los hogares cerca de 4300 libras al año y un recorte en la economía hasta 2030 del 6%.
 
Todo esto no se ha dicho ya, sino que aparecerá en un informe en la parte final del día.