El súper sector de recursos básicos vuelve a ser uno de los peores del día, sino el peor, en un momento en donde uno de sus grandes valedores, la economía de china, sigue pasando por dificultades.

Recordemos que el crecimiento objetivo para este año es sensiblemente inferior al del año pasado, pasando al 7% desde el 7,5% anterior y el propio Presidente ha reconocido que habrá dificultades para poder conseguirlo.

Pues bien, hoy la OCDE ha advertido de que China podría tener problemas de crecimiento si el gobierno no acaba acometiendo las reformas estructurales necesarias y además para poder sostenerlas en el tiempo necesita un compromiso claro, sostenible y decidido si es que quiere acabar, como quieren, pasando de una economía de inversión y manufacturas a otra de consumo y servicios.

La situación preocupa mucho, ya que problemas en China podrían tener repercusiones a nivel mundial. Un sector que se está mirando con muchísimo cuidado es el inmobiliario, aunque se reconoce que no existe en el corto plazo un riesgo sistémico del mismo o de deuda, las probabilidades de que pase algo están precisamente en ese sector.

Dado que es un país que se basa en las exportaciones, el manejo de la divisa es fundamental y la organización le pide al gobierno que se abstenga de hacer ajustes bruscos que puedan desatar una crisis, y en cuanto ha dicho eso, todos nos hemos fijado en el Banco Central de Suiza. Reconocen que el Yuan se está fortaleciendo con respecto al dólar y eso está restando poder a las exportaciones.