La FED cambia de opinión y provoca movimientos en todos los mercados. Todos pendientes de los soportes y del HCH del mini S&P 500, no se puede descartar una sorpresa positiva. La subida del petróleo sorprende a los analistas. La debilidad sigue siendo la nota predominante en Europa, pero los soportes resisten.