Apple se aleja de los buenos tiempos bursátiles. Niveles de soporte peligrosos en Europa y EEUU. Fuertes datos de consumo en EEUU suben posibilidades de alza de tipos.