Lacker, que habló ayer tras el cierre del mercado, ha puesto otra vez encima de la mesa más subidas de tipos de interés, ya que ayer dijo que probablemente la Reserva Federal tenga que subir los tipos alrededor de cuatro veces en 2016.
 
Recordemos que cuando la Reserva Federal subió los tipos de interés por primera vez en diciembre, lo que tenían en la cabeza era precisamente cuatro subidas de tipos de interés. El problema es que la economía mundial se ha desacelerado y tomaron un ritmo más cauto, esperando más o menos cerca de dos subidas. El problema es que la Reserva Federal sigue diciendo que las amenazas son temporales y tenemos encima de la mesa el comportamiento del crudo, con mucha subida los días anteriores, pero que está pendiente de lo que pueda pasar con la reunión de productores de este fin de semana. Ayer vimos en los precios de importación la importantísima participación del aumento de los precios del crudo en esa presión inflacionaria, algo que va a favor de la Reserva Federal, y recordemos que el Fondo Monetario Internacional subió las perspectivas de crecimiento para China. Hoy hemos tenido algunos datos que son positivos, por lo que los dos factores que consideran transitorios puede mejorar: la economía de China y los precios del crudo.
 
Total, fuerte apoyo para la revalorización del dólar, lo que puede suponer un problema para el mercado y las exportadoras del país, pues ya hemos visto la correlación que tienen los activos de riesgo con el dólar index.