No, el Gobierno alemán no ha cambiado su previsión de crecimiento del 1.8 % para este año pese a la caída del producto durante el Q2. Y hoy su portavoz ha considerado que la recuperación sigue siendo firme, pese al deterioro del contexto internacional. Las condiciones de base siguen siendo sólidas.


Pero, también advierte, los datos del Q3 serán relevantes a la hora de valorar finalmente la situación de la economía.



En el siguiente cuadro podemos ver la última encuesta sobre previsiones macro/inflación del mercado recogida por el ECB en su Informe de agosto….





Algo más moderados a corto plazo en ambas estadísticas, pero más optimistas a medio/largo plazo.

Esta sigue siendo la Máxima. Lo que llama mucho la atención, considerando que la economía norteamericana ya lleva más de tres años en recuperación y a que se enfrenta a un escenario de normalización monetaria.

Algo similar a nivel internacional, con lento crecimiento del comercio mundial y consolidación económica en Asia.



Hoy hemos conocido el dato de precios industriales en Alemania en julio, con un descenso del 0.1 % mensual y aceleración de la caída anual hasta un 0.8 % (-0.7 % anterior).

Nosotros esperamos que la inflación se modere algo más en agosto en la zona, hasta niveles de 0.3 %.



El futuro será mejor….o quizás no.



José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España